Como cada año, el otoño se hace rogar en Málaga, cuando acaba el verano (oficialmente), nos queda pasar un veranillo que se extiende hasta hasta mediados de octubre, es ya a finales de noviembre cuando ya está implantado el color ocre en los castaños de Igualeja, por ejemplo.

Pero hay zonas de Málaga, que con su microclima particular permiten disfrutar de los primeros tonos rojizos en la arboleda mucho antes. Y en ese sentido lo que nunca falla es el Torcal de Antequera, fué hace un par de semanas, a mediados de octubre cuando en una visita a Antequera, dimos una vuelta al Torcal y realicé estas fotos estrenando una nueva cámara evil sin espejo. En estas imágenes que hice para otra web, ya se aprecian los primeros signos del otoño.

Lui G. Marín
Fotógrafo malagueño y diseñador gráfico. Creador de contenido, explorador de lugares y colores.
http://www.luimalaga.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *